Lothar Baumgarten

Lothar Baumgarten

LOTHAR BAUMGARTEN

 

Lothar Baumgarten (Rheinsberg, Alemania, 1944). Escultor alemán y artista de instalación, estudió en el Staatlichen Akademie der Bildenden Künste, Karlsruhe en 1968 y entre los años 1969-71 estudió bajo los criterios de Joseph Beuys en el Staatliche Kunstakademie Düsseldorf (1969-71).

 

Baumgarten es hijo de un antropólogo, con lo cual se verá influenciado por este hecho siendo decisivo en la concepción de su arte, siempre relacionado con la concepción del otro, de los demás seres humanos y la denuncia de las falsas construcciones de la identidad extraña en los estudios tradicionales.

 

Uno de sus trabajos realizado entre 1968 y 1970 consistió en un estudio fotográfico de museos etnográficos europeos, y de cómo se disponían sus piezas, clasificación y nombre. Con este trabajo se intenta comparar al arte con la naturaleza como si fuesen especies animales sometidas a estudio donde un número de serie define su existencia.

 

Baumgarten también trabajará con el video como soporte artístico, su primera película El origen de la noche, 1973-77, se basa en el mito de los indios Tupi, ambientada en la selva amazónica aunque realmente se rueda en el bosque alemán de Reno. Durante un año convive con la tribu Yanomami de Venezuela, centrando su actividad en la cultura sudamericana así, con estas experiencias vividas en primera persona su trabajo resulta rico en cuanto a procedimiento artístico y calidad objetiva.

 

Sus viajes, fotografías y películas le sirven de elementos para sus instalaciones, una reflexión constante del pasado colonial occidental, de la concepción del indígena, y de la importancia y capacidad de manipulación del lenguaje. Entre sus obras destaca Yurupari-Habitación de Rheinsberg, 1969, presentada en la X Documenta, cita en la que su presencia es habitual. Ha recibido el León de Oro en la 41º Bienal de Venecia (1984) y el premio Lichtwark de la ciudad de Hamburgo en 1996. En el 2001 ha redecorado la Galerie der Gegenwart del Kunsthalle de la ciudad alemana con dos grandes murales decorativos, coincidiendo con una gran retrospectiva de su obra. Trabaja entre Düsseldorf y Nueva York

 

En el caso de su trabajo fotográfico Verlorene Fruchter y Pupeille realizado en 1969 el artista nos engaña a la vista mediante imágenes que “casi” pertenecen a una total representación de la naturaleza. Esta idea ambigua de lo que es natural y lo que no lo vemos en estas dos fotografías que en un primer plano Baumgarten escoge un elemento natural e introduce en él elementos que no corresponden a este contexto aunque sigue manteniendo una estética que podría corresponder con este completamente. Solo si nos fijamos atentamente en las imágenes nos percatamos de que los elementos más vistosos de las dos fotografías son artilugios hechos por la mano del hombre con materiales sintéticos. Es una manera de modificar estéticamente el espacio natural que nos rodea pero sin atentar negativamente contra esta.

“Pupeille” 1969
Fotografía.
65 X 83 cm cada una
“Verlorene Fruchter” 1969
Fotografía.
65 X 83 cm cada una